Cómo perder el miedo a las entrevistas más inusuales - LN Consultores
15812
post-template-default,single,single-post,postid-15812,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Cómo perder el miedo a las entrevistas más inusuales

Cómo perder el miedo a las entrevistas más inusuales

Sabemos que la red también está plagada de consejos sobre cómo enfrentarse a una entrevista, pero ¿qué pasa cuando tu tipo de entrevista no es tan convencional? Tal vez tu entrevista es por videoconferencia, o en grupo, o (pánico) con varios entrevistadores a la vez.

Para que lo poco usual de estas entrevistas no te desanime, hemos preparado unas sencillas claves que te darán la confianza necesaria para sobresalir en cada una de ellas.

 

MI ENTREVISTA ES POR SKYPE

    Lo primero que nos gustaría decirte es ¡felicidades! Tienes que enfrentarte al tipo de entrevista en la que tú controlas más aspectos que en ninguna otra. Eso es una gran ventaja ya de punto de partida, así que aquí van algunos consejos para aprovecharla:

  1. Pon a la tecnología de tu parte. Comprueba que tu conexión es estable con anterioridad a la entrevista, para que ésta no se presente plagada de interrupciones o cortes que te impidan escuchar a tu interlocutor. Usa auriculares (discretos y fáciles de disimular), son más fiables que los altavoces y hay un menor riesgo de que se cree eco o distorsiones. Muy importante para empezar con buen pie, elige un nombre para Skype y una foto de perfil adecuada con la impresión profesional que quieres dar.
  2. Controla tu entorno. Olvídate de sitios públicos donde no puedes predecir las interrupciones, una sala tranquila y ordenada de tu casa debe ser siempre tu primera opción. Una sala en la que puedas cerrar la puerta, con buena luz natural y un fondo claro o neutro es lo ideal. Evita que haya distractores en tu entorno: el insistente timbre del teléfono fijo sonando, tu mascota ladrando, una habitación con excesiva decoración, un familiar que pasa por detrás de ti,… Así facilitaras que el entrevistador se concentre solo en ti y se lleve una imagen de profesionalidad y seriedad.
  3. Vístete para el trabajo al que te postulas. Resiste la tentación de elegir una camisa profesional y un chándal para la parte de abajo (total, ¡estás en casa!). Necesitas prepararte mentalmente para una entrevista y la mejor forma de empezar a hacerlo es vistiéndote para una ¡y nunca sabrás si necesitarás levantarte!. No lleves colores chillones o rayas finas, porque se verán borrosas y empezarán a parpadear, y asegúrate de que tu ropa no desentone ni quede descolorida con el fondo que hayas elegido.
  4. Mira a tu entrevistador. En este caso, a la cámara; te ayudará a parecer concentrado/a y a dar la impresión de que miras a los ojos del entrevistador. Siéntate en una silla lo suficientemente cómoda y alta, para que sea visible la mitad superior de tu cuerpo. Tu postura, gestos y actitud serán más relevantes, así que guarda la distancia apropiada de la cámara, modula tu tono de voz y no te olvides de sonreír.
  5. No hagas pausas ni interrumpas al entrevistador. Las entrevistas por Skype suelen tener menor duración que las presenciales, así que si tienes que ir al baño hazlo antes, no comas o bebas durante la entrevista y si tienes que tomar alguna nota hazlo con boli y papel y de forma discreta. También ten en cuenta que algunas videollamadas tienen un retraso en la señal de algunos segundos, así que espera a que tu entrevistador termine de hablar para iniciar tu respuesta.
  6. La despedida también es clave. Agradece a tu entrevistador el tiempo que te ha dedicado y no te olvides de mostrar interés preguntando por los próximos pasos del proceso de selección. Intenta no decir adiós con la mano en tu despedida (tendemos a hacerlo en una videoconferencia, a saber por qué) y no hables hasta haberte asegurado de colgar. Apagar la cámara y colgar el teléfono son dos cosas diferentes en Skype, así que ¡ojo!

 

MI ENTREVISTA ES GRUPAL

Este tipo de entrevistas son comunes cuando los entrevistadores quieren evaluar las competencias interpersonales de los candidatos relacionadas con el trabajo en equipo: comunicación, negociación, liderazgo, reacciones ante situaciones conflictivas o estresantes, entre otras.

Sobresalir es la clave de la entrevista de grupo, pero debes tener en cuenta algunas pautas para destacar en ella solo en positivo:

  1. Antes de la entrevista, demuestra confianza y habilidades de comunicación interactuando con los demás candidatos. Te ayudará a relajarte y mostrará tu facilidad para relacionarte con otros y tu seguridad.
  2. Trata de recordar el nombre de todos los presentes. Si no eres capaz, puedes tomar pequeñas notas mientras se presentan, señalando algún dato clave que puedas utilizar con posterioridad.
  3. Muchos candidatos se equivocan al querer mostrar liderazgo y pueden parecer agresivos o controladores, evítalo. Más que ser recordado por hablar muy fuerte o tener más participaciones asegúrate de hacer contribuciones relevantes.
  4. Escucha: los entrevistadores buscan personas que presten atención a los demás, comprendan ideas claves y sean capaces de darles su propia visión.
  5. Participa activamente: comenta, opina y ofrece argumentos que respalden tus comentarios.
  6. Cuida la comunicación: mantén un tono de voz adecuado y habla con claridad.
  7. Medita las respuestas antes de exponerlas, ya que pueden quedar sujetas a mayor cantidad de cuestionamientos.
  8. Mantén una actitud natural, aunque nunca olvidando el rigor profesional.
  9. No boicotees a nadie: intenta reforzar sus ideas, incluso cuando no estés de acuerdo con ellas, o matiza, pero sin posicionarte en contra de sus opiniones.
  10. Cuida el movimiento de las manos, las expresiones faciales, el contacto visual, la postura, etc.

 

MI ENTREVISTA ES CON VARIOS ENTREVISTADORES A LA VEZ

Lo primero de todo, calma. Este tipo de entrevista no está diseñada para torturar candidatos, solo es una manera más rápida de ponerte en contacto con las personas que tendrán relación directa con el puesto al que te presentas. Sí, el reto es mayor, pero no imposible, la clave está en no dejarse intimidar y prepararse.

  1. Relájate. Si están entrevistándote varios cargos de una misma empresa es que tu currículum les ha llamado la atención. Ya has pasado la primera criba y has sobresalido, esto debe de darte la confianza necesaria para presentarte con naturalidad ante ellos. Sí, vas a ser el centro de atención de un grupo durante un tiempo pero no durará mucho, así que no te preocupes y aprovecha tu oportunidad para dar a conocer más en profundidad tus logros e historias que muestren tu capacidad y tus habilidades más en profundidad.
  2. Sé puntual. Esto es imperativo en cualquier entrevista, pero para este tipo asegúrate de llegar con el suficiente tiempo para calmarte y prepararte mentalmente para la entrevista. Llegar con el tiempo justo, casi a la carrera o con tu mente puesta todavía en lo difícil que es aparcar, no te ayudará a relajarte ni a causar una buena impresión.
  3. Cuida tu imagen. Nunca nos cansaremos de decirlo porque las primeras impresiones son cruciales, pero esto es especialmente relevante cuando tienes varios pares de ojos examinándote de forma diferente. Presta también atención a tu lenguaje corporal, que debe de ser natural y relajado, sin tensiones visibles que den una imagen equivocada de tu personalidad.
  4. Concéntrate. No te distraigas con el discurso preparado que traes en tu cabeza, céntrate en las preguntas de los entrevistadores y responde honestamente y con confianza. Asegúrate de memorizar los nombres y cargos de todas las personas de la sala, eso dará muestra de tu interés y profesionalidad.
  5. Asegúrate de comunicarte con todos los entrevistadores. Esto significa establecer contacto visual con cada uno e incluirlos a todos en tus respuestas, incluso aunque no te hayan hecho la pregunta personalmente. Si alguno de los entrevistadores se muestra menos receptivo, no lo evites y trata de incluirlo siempre en tu discurso para que poco a poco consiga conectar contigo.

    Esperamos que estas claves te ayuden a enfrentarte con confianza a cualquier tipo de proceso de selección que tengas y si tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡El éxito de tu talento te está esperando!