La estrategia digital: las redes sociales - LN Consultores
15873
post-template-default,single,single-post,postid-15873,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

La estrategia digital: las redes sociales

La estrategia digital: las redes sociales

Incluir las Redes Sociales en nuestra estrategia digital es imprescindible para que ésta tenga éxito. El contenido en cada una de ellas será la clave, lo que nos conecte con la audiencia, pues en un mundo 2.0 los consumidores exigen recibir de las marcas material de interés o cosas que le dejen un aprendizaje, no simple contenido publicitario. Debemos incluir en nuestras redes sociales contenido que aporte valor a nuestros clientes potenciales.

Para saber cómo lograrlo, dividiremos la búsqueda en varios sencillos pasos:

  1. PÚBLICO OBJETIVO

Como ya hablamos en el post anterior, debemos identificar a nuestra audiencia, tenemos que tener muy claro a quién nos dirigimos para saber si el mensaje que lanzamos es efectivo.

¿Cuáles son los rasgos de personalidad, emociones, necesidades, intereses y frustraciones de su audiencia? ¿Qué valor o beneficio le puede ofrecer a esas emociones? ¿Cuáles son la demografía y características de su consumidor ideal? ¿En qué tipo de grupos o asociaciones serían miembros? ¿Qué tipos de páginas frecuentan en internet? ¿Qué buscan en las redes sociales?

 

2. OBJETIVOS

Nuestros objetivos (recordemos: específicos, medibles y relevantes) deben estar orientados a fortalecer la marca y aumentar ventas, pero también orientados a mejorar el servicio y la satisfacción del cliente, con el objetivo de fidelizarlo.

En esta parte decidiremos:

  • En qué redes sociales vamos a estar.
  • Con qué influencers o vloggers vamos a colaborar.
  • Qué estrategia SEO vamos a desarrollar y con qué palabras claves nos queremos posicionar.
  • Qué tipo de contenidos vamos a generar y con qué frecuencia.
  • Qué acciones de publicidad online vamos a poner en marcha: Google adWords, Facebook ads…

3. CANALES

            Una vez se tengan definidos los objetivos se eligen los canales que se necesitan para cumplir dicho objetivo. Por ejemplo si un objetivo es mejorar el posicionamiento de una marca, es recomendable los canales con más audiencia, como Facebook, Instagram, Twitter,… También debemos tener en cuenta que un mismo canal puede ayudarnos a conseguir varios objetivos diferentes.

Lo importante es tener claro qué y cómo se comunicará en cada canal de redes sociales seleccionado, ya que el tono de comunicación en los diferentes canales es diferente. De la misma forma que una web será siempre formal y un blog más informal, LinkedIn es un canal que se caracteriza por construir redes de profesionales con intereses comunes, lo que exige un tono de comunicación profesional, mientras que Facebook nos permite un tono más cercano y emotivo.

 

4. CONTENIDO

            La temática y formato del contenido a publicar es muy importante a la hora de realizar. Nuestro contenido, además de ser relevante y añadir valor a los consumidores, como ya hemos visto, tendrá más atención si es original y para ello podemos experimentar a través de las diferentes plataformas con todas los diferentes formatos que nos ofrece la red: texto, imágenes, infografías, podcasts, vídeos, webinars, ebooks, juegos, animaciones, etc.

 

5. SEGUIMIENTO

El seguimiento del alcance de nuestras redes será fundamental no sólo para valorar el éxito de nuestras estrategias sino también para obtener un feedback de nuestro público de forma fidedigna y casi al instante y saber de primera mano su opinión de la marca. Prestar atención a lo que la gente dice de nuestra marca nos permitirá, entre otras cosas, identificar nuestros puntos fuertes y las cosas a mejorar, así como conocer mejor a nuestra audiencia analizando su comportamiento, sus intereses y sus necesidades. Con un seguimiento continuado tendremos claro qué tipo de contenido es el que más interés provoca en los canales de redes sociales y cómo mejorarlo.

Y tampoco tenemos que limitarnos a escuchar acerca de nuestros productos y servicios, también debemos saber qué está pasando en el entorno de la marca y la competencia definiendo “palabras claves”. Este tipo de escucha activa en redes sociales nos facilitará la optimización de la estrategia de contenido de acuerdo con las conclusiones que saquemos de ella.

 

6. IMPLANTACIÓN Y ANÁLISIS

Una vez que hemos definido todas las acciones, hay que ponerlas en marcha. Para ello, es recomendable desarrollar un calendario con todas las acciones, recursos necesarios, fechas estimadas y prioridades de nuestro plan de acción. Y por supuesto, definir qué tipo de medición vamos a utilizar para saber si hemos alcanzado nuestros objetivos y, si es necesario, redefinir nuestra estrategia digital.

Algunos métodos podrían ser:
a. Número de seguidores.
b. Tiempo de permanencia en vídeos.
c. Tasa de rebote.
d. De qué países / regiones / ciudades proceden las visitas.
e. Qué dispositivos usan para acceder.
f. Leads conseguidos (emails, contactos,reservas, ventas…)
g. Índice de recurrencia, veces que interactúa en nuestras redes.

Hay que la estrategia digital empresarial debe estar siempre viva y en ejecución. Lo recomendable es que, al menos, mensualmente analicemos si estamos consiguiendo los objetivos y qué otras acciones debemos poner en marcha para conseguirlo. Si tienes alguna duda con respecto a ello o a cualquier otra duda de tu estrategia digital, ¡consúltanos! Estaremos encantados de ayudarte a conseguir todos tus objetivos y de formar parte de tu éxito.