LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL - LN Consultores
15855
post-template-default,single,single-post,postid-15855,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL

LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL

Damos la bienvenida al año nuevo y como siempre por estas fechas llegamos cargados de propósitos. Un objetivo que repetimos cada años en LN Consultores es el querer ayudarte a sacar el mayor partido a tus proyectos. Nos gustaría empezar este mes por mostrarte cuánto puede mejorar tus logros con la guía de una estrategia empresarial.

LA ESTRATEGIA, ¿QUÉ ES?

Podemos definirla como la forma en la que una empresa despliega sus principales recursos y esfuerzos para alcanzar sus objetivos y cómo convierte esos objetivos en acciones, con la finalidad de asegurar su logro.

La estrategia empresarial es, por tanto, el plan de acción que una organización realiza para crear y mantener aquello que le diferencia de otras compañías competidoras y que le da la capacidad para alcanzar un rendimiento superior a ellas, de manera sostenible en el tiempo.

Este proceso estratégico debe integrar y dar coherencia a las decisiones en la empresa. Planea objetivos a largo, medio y corto y los medios necesarios para conseguirlos, para todas las áreas funcionales de la empresa, tratando de mejorar siempre su posición competitiva.

La estrategia exige el mayor compromiso por parte de todos los miembros de la organización. De su diseño, ejecución y evaluación depende el éxito de una compañía, ya que será una herramienta que va guiará su trabajo y desarrollo durante los siguientes años.

Una estrategia empresarial debe:

  • ser clara y comprensible para todos los miembros de la empresa.
  • tener en cuenta la capacidad y todos los recursos (humanos, financieros, físicos y tecnológicos) con los que cuenta la empresa.
  • guiar al logro de los objetivos con la menor cantidad de recursos y en el menor tiempo posible.
  • estar alineada y ser coherente con los valores, principios y cultura de la empresa.

Este último punto es muy importante, ya que todos los integrantes de la organización han de estar sintonizados y preparados para asumir el reto de los proyectos de su compañía y que entiendan lo que se espera de ellos.


ESTRATEGIAS: MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

¿Y cómo se consigue la unanimidad en todos los ámbitos de la empresa? En todas las empresas deben existir unos elementos esenciales que deben tenerse en cuenta a la hora de iniciar el proceso de planificación y selección de la estrategia:

1. Misión:

Es la declaración del propósito y la razón de ser de la organización. Debe ser lo suficientemente claro, conciso e inspirador para quedarse en la memoria de toda la plantilla.

2. Visión:

Es la explicación de hacia dónde se dirige la organización y qué es exactamente lo que aspira a lograr y en lo que quiere convertirse.

3. Valores:

Son los principios indiscutibles que rigen la organización. Los valores responden a las creencias de la compañía, a la ética profesional y a lo que los colaboradores se han comprometido al ingresar a la compañía.

Estos tres sencillos elementos constituyen el pilar de una empresa y su hoja de ruta que previene los errores, optimizar su productividad, su competitividad y aumentar su cuota en el mercado año tras año.

ESTRATEGIAS: TIPOS

Como norma general, existen dos tipos de estrategias en una empresa: las estrategias organizacionales y las estrategias funcionales.

Estrategias organizacionales

Son estrategias que afectan a la empresa en su totalidad y permiten alcanzar objetivos organizacionales tales como ser la empresa líder en el mercado o lograr una mayor participación en éste. Algunas son, por ejemplo, explorar nuevos mercados geográficos, enfocarse en un mercado específico con el fin de especializarse en éste o formar una sociedad con otra empresa con el fin de aprovechar alguna oportunidad de negocio.

Estrategias funcionales

Son estrategias que afectan un área funcional específica de la empresa y permiten alcanzar objetivos por departamentos. Entre ellas se encuentran cambiarle el diseño al producto, lanzar nuevas campañas publicitarias con el fin de lograr una mayor exposición del producto, lanzar nuevas promociones de ventas con el fin de incentivar las ventas, etc,…

Por lo tanto, formulamos en primer lugar estrategias en base a los objetivos de la empresa, los factores o aspectos del entorno que podrían tener influencia en ésta, y la capacidad y los recursos (humanos, financieros, físicos y tecnológicos) con los que cuenta. Luego, seleccionamos las estrategias que mejor permitan alcanzar dichos objetivos, teniendo en cuenta también los factores del entorno que podrían tener influencia en la empresa y los recursos con los que cuenta, además de otros aspectos tales como sus políticas, valores y cultura.

En próximos posts, te mostraremos en detalle todos los pasos para crear una estrategia empresarial. ¡Sigue conectado con nosotros!